ENTALPÍA SL - Soluciones Técnológicas

Lunes a Viernes - 09:00 to 19:00

En ocasiones necesitamos una gran cantidad de energía para ciertas instalaciones con un elevado consumo energético. En este caso, la mejor alternativa para lograr un mejor rendimiento y ahorrar combustible es optar por una caldera de biomasa. Pero antes de comenzar a desarrollar las distintas opciones que presenta, así como su relación calidad precio, es necesario explicar qué es la biomasa y cómo funciona.

La energía generada a través de la biomasa se consigue utilizando la materia orgánica como combustible, convirtiéndose así en una fuente energética. La materia orgánica que sirve como combustible no es homogénea, pues podemos usar desde huesos de aceituna (uno de los más importantes y recomendados) hasta restos de madera (pellets). La biomasa puede ser de distintos tipos: natural (directamente procede de la naturaleza, no hay ninguna intervención humana), residual (procedente de actividades ganaderas, es el caso de los huesos de aceituna) y de cultivos energéticos.

El material más usado es la madera en cualquiera de sus formas, aunque la más usual es la que hemos mencionado anteriormente, los pellets. La función principal de una caldera de biomasa es generar calor y agua caliente, esto se produce de una manera tan fácil como es introducir la materia orgánica en la caldera. También sirve para producir electricidad, sin embargo, esto solo es usual en industrias que cuenten con grandes instalaciones, ya que se necesitan calderas de un tamaño mayor.

Entre las distintas ventajas que conlleva la biomasa nos encontramos con que es una energía renovable al 100%, al reutilizar materiales orgánicos como los procedentes de las actividades ganaderas se produce reciclaje y, además, se reduce el uso de combustibles fósiles lo que también reduce, a su vez, el impacto del dióxido de carbono en la atmosfera. Hoy en día la biomasa se ha vuelto tan popular por su efectividad y rendimiento que llega a plantar cara a los sistemas más tradicionales como el gas y el petróleo.

Combustibles e instalaciones

En lo que a la instalación se refiere existen varios tipos, pero las más habituales son:

A continuación, os dejamos una pequeña comparativa del precio de los distintos combustibles:

Como podemos comprobar, el uso de los pellets para generar energía de biomasa es la opción más barata por un amplio margen, por lo que optar por una caldera de biomasa puede ser una de las soluciones más factibles para ahorrar en tu factura. Si finalmente se ha decantado por ella, debe saber que desde Entalpía SL le ofrecemos la instalación y el mantenimiento, además de un análisis previo de la instalación para saber qué opciones tiene en su mano para lograr un sistema eficiente y óptimo.

La biomasa es un combustible que se desarrolla a partir de materiales orgánicos, una fuente de energía renovable y sostenible utilizada para generar electricidad u otras formas de energía.

(más…)

Leave a Comment