ENTALPÍA SL - Soluciones Técnológicas

Lunes a Viernes - 09:00 to 19:00

Ahorra en tu factura de luz

A pesar de que el mundo ha cambiado de manera drástica, algo de lo cual no nos libramos es de pagar la factura de la luz. Estamos en el siglo XXI y nuestro objetivo desde que nos independizamos es saber cómo ahorrar en la factura de la luz.

Nadie dijo qué pensar en la factura de la luz seria una de las responsabilidades que más tiempo y energía consume. Pero tranquilo, aquí queremos que cuando termines de haber leído este post; tu hogar, oficina, local, etc. sea el espacio que más ahorre. Te compartiremos trucos y medidas para que puedas empezar a ahorrar en tu consumo de luz como nunca antes habías hecho.

Ahorra en tu factura de la luz

¿Qué estoy pagando exactamente?

Para empezar, debes saber por que pagas de luz lo que pagas. En España el precio de la electricidad se compone por dos conceptos:

  • El precio del KW. Este valor es fijo y viene establecido según la potencia contratada. Define la cantidad de dispositivos electrónicos que se pueden usar simultáneamente. Si alguna vez te salto la luz, probablemente haya sido porque la potencia contratada es inferior a la cantidad de electrodomésticos que se usan al mismo tiempo en tu vivienda, local, etc.
  • El precio del KW/h. Por otro lado, este valor es variable y representa el consumo que se ha realizado en casa durante un tiempo determinado ya sea mensual, bimensual, etc.

La diferencia entre estos dos conceptos es importante porque modificando ambos de diferentes formas, podemos ahorrar más o menos. Hay que tener en cuenta que, si modificamos solo uno de los dos, el espacio ahorrado será menor al que podemos ahorrar.

El mercado libre permite que la tarifa varíe de una compañía a otra, ya que a veces se otorgan descuentos a los consumidores para mantener su lealtad. Para ello, es ideal utilizar un comparador de precios de la electricidad para seleccionar la empresa más conveniente en tu ciudad y comunidad autónoma.

Hacer una lista con tu gasto eléctrico

Antes de ponerte a aplicar medidas para reducir la factura de la luz, cambiando la potencia contratada, llamando a compañías de luz para que te ofrezcan mejores opciones de ahorro, etc. Plantéate hacer una lista con tu gasto eléctrico. Está claro que la factura de la luz es un problema común, pero cada persona y cada hogar consume electricidad de manera distinta. Debes ser lo más conciso posible ya sea de mayor o menos gasto, aunque sea de forma aproximada.

Por ejemplo:

  • Aire acondicionado y/o ventiladores (verano)
  • Estufa y/o calefactor (invierno)
  • Televisión y consolas
  • Horno y microondas
  • Etc

Lo importante es identificar todas las posibles fuentes de consumo de luz, para reducir la adaptación a su uso.

Consejos que harán que tu consumo de luz decrezca considerablemente

1. Ajustar la potencia: el valor fijo (KW)

La potencia contratada representa la electricidad que podemos consumir al mismo tiempo. Por ejemplo, si la potencia especificada en el contrato es de 3,45 KW, no podemos utilizar aparatos eléctricos que superen su potencia simultáneamente, porque saltaran los plomos. Cuantos mas kilovatios tengas contratados, más cara será la factura de la luz, incluso aunque no usemos electricidad.

Si contratas más potencia de lo que necesitas, aunque estés de vacaciones y no consumas nada, pagaras hasta 4 euros más al mes. Por ello es importante considerar la cantidad de electrodomésticos, y el uso continuo y simultáneo de todos ellos.

Si no necesitas conectar y utilizar 15 electrodomésticos a la vez, lo mejor es informar a tu compañía eléctrica del tipo de electricidad que tienes contratada. Por lo tanto, puedes reducirlo y tener cuidado de no usar todos los dispositivos electrónicos al mismo tiempo (de lo contrario, provocarás un corte de energía).

Para manejar una baja de potencia tendrás que llamar a tu compañía, la cual enviará un técnico para modificar la instalación. La tarifa es de 10 euros, que es cobrada por el emisor y descontada del recibo. Y en un par de semanas queda resuelto el problema.

2. Tarifa adecuada: ¿Tarifa regulada PVPC o de mercado libre?

Un dato muy importante que necesitas saber sobre las facturas de electricidad es el tipo de tarifas que se pagan actualmente. El recibo de la luz esta formado por dos componentes: un coste fijo por disponer de electricidad y el coste de la electricidad consumida. Ambos varían en función de la tarifa contratada.

  • En el mercado regulado todas las compañías estructuran las facturas de la misma manera.
  • En el mercado libre, cada compañía puede fijar sus propias tarifas.

La tarifa de Precio Voluntario para Pequeños Consumidores (PVPC): es una tarifa establecida por el gobierno que es fija y solo se aplica a las casas con un consumo máximo de energía de 10kW. La mayor parte de los hogares tienen entre 3.3 y 4.6 kW de potencia contratada. Por debajo de 3 KW se puede pedir el bono social y por encima de los 10 KW ya no se tiene derecho a la tarifa PVPC del mercado regulado.

En estas dos opciones, no hay ni bueno ni malo, ni mejor o peor, ya que las compañías se establecen en función del desarrollo del mercado y del perfil de cada usuario (tarifa de mercado libre).

Por tanto, si consideramos que las empresas privadas ofrecen descuentos, pero pueden incrementar el precio de un día para otro, debes comprobar cuál de los dos precios te conviene más en función de tus consumos y necesidades.

¿Sabias que…?

Con una tarifa regulada como la de PVPC, los precios de la luz son algo mas bajos el fin de semana, así que aprovecha para poner la lavadora, el lavavajillas, usar el horno, etc.

3. Precio según horario – Discriminación

A través de la discriminación horaria pagas menos por la energía utilizada por la noche y en cambio el precio a mediodía es más caro.

Ahorra dinero por la noche

El punto importante de esta tarifa es garantizar plenamente que podrás concentrar la mayor parte de tu consumo de energía por la noche, de lo contrario terminarás pagando más.

Si consumes al menos el 30% de tu energía en las horas pico (es decir, desde las 22:00 hasta las 12:00 del día siguiente), esta tarifa es una opción muy interesante para ahorrar electricidad.

Esta opción está disponible tanto en el mercado libre como en el mercado regulado.

¿Sabias que…?

Los precios más caros de la luz son el horario de sobremesa (14-15 horas) y cena (21-22 horas). Así que si tienes una tarifa por horas, es mejor no poner la lavadora o el lavavajillas después de comer o cenar.

¿Cómo calcular la potencia contratada que necesitas? %

El cliente es quien elige la cantidad de electricidad que quiere contratar, y aparece en todas las facturas. Hemos visto que cuanta mas energía de contrato tienes, mas dispositivos electrónicos puedes usar al mismo tiempo, pero que esto también cuesta mas dinero.

Todas las empresas eléctricas tienen las mismas ofertas de posibilidades varias de potencias establecidas:

  • Potencia contratada 1,15 kW
  • Potencia contratada 2.3kW
  • Potencia contratada 3.45kW
  • Potencia contratada 4.6kW
  • Potencia contratada 5.75kW
  • Potencia contratada 6.9kW
  • Potencia contratada 8.05kW
  • Potencia contratada 9.2kW
  • Potencia contratada más de 10 kW

Si el numero de electrodomésticos en un apartamento sin aire acondicionado es pequeño, una potencia de 3,45 KW es suficiente. Si se utilizan a la vez el aire acondicionado y varios otros aparatos potentes, la practica habitual es contratar 4,6 o 5,75 KW.

Todos los días hay que pagar una determinada cantidad por la potencia especificada en el contrato, la cantidad siempre depende del precio por kilovatio y depende del tipo de contrato con su operador o del precio de la electricidad. Supongamos que nuestra potencia contractual es de 6,9 KW. Desde marzo de 2021, tengo que pagar 0,103944 euros por kilovatio al día. Es decir, 6,9 x 0,103944 euros al día = 0,7172136 euros. La tarifa en un mes es igual a 30 días x 0,7172136 euros = 21,52 euros. Incluso si estás de vacaciones y no consumes electricidad, debes pagar.

¿Qué sucede si la potencia contratada se reduce a 3,45 KW? La tarifa mensual se reducirá a 3,45 KW x 0,103944 euros x 30 días = 10,75 euros. Cada mes, no importa cuánta electricidad uses, puedes ahorrar 10 euros en facturas de luz. Solo debes tener más cuidado de no conectar muchos dispositivos potentes al mismo tiempo.

¿Sabias que…?

España es el cuarto país con la electricidad mas cara de toda Europa

Puedes ahorrar hasta un 30% en tu factura de electricidad con la instalación de placas solares fotovoltaicas

Trucos caseros para ahorrar electricidad

La iluminación en una casa nunca falta

Ahorra en tu factura de la luz

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, un buen comienzo es contar todas las bombillas de la casa. Lo importante aquí es encontrar una habitación con dos o más bombillas, o donde las bombillas estén relativamente cerca.

La luz tiende a superponerse y acumularse, cuando tenemos varias bombillas. Por lo que, si retiramos una, es posible que no notemos la pérdida excesiva de luz. Si la perdida no es demasiado, puede considerar eliminar el uso de una bombilla o utilizar una menos, pero con mas potencia, que normalmente consume menos que dos bombillas independientes.

Otra opción es cambiar a bombillas LED. Antiguamente estas bombillas tenían mala fama, ya que entre otras cosas no emitían mucha luz, PERO la tecnología se ha mejorado considerablemente y hoy en día puedes comprar bombillas LED baratas que tienen las mismas o mejores capacidades de iluminación que otras bombillas.

Las bombillas LED están listas para tomar relevo. Son más ecológicas y consumen entre un 70 y un 80% menos que las incandescentes y un 30% menos que las fluorescentes. Estas tienen una vida útil mas larga, no emiten rayos UV, soportan mejor los golpes y se encienden inmediatamente sin necesidad de calentarse.

 LEDFluocompactaHalógena Eco
Ahorro en dos años12€10€4€
Vida útilEntre 10 y 35 añosEntre 6 y 10 años2 años
Rapidez de encendidoInstantáneaPuede ser lenta, rápida o muy rápidaInstantánea
Uso recomendadoToda la casaEstancias en las que la luz permanece encendida mucho tiempoToda la casa

Los electrodomésticos que mas consumen

En una casa, los dispositivos electrónicos generan la mayor parte del gasto eléctrico. Todos los años El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) publica un informe de consumo energético en España donde se recogen los electrodomésticos que mas consumen en el hogar. Es una media aproximadamente de todos los que hay en una vivienda, teniendo en cuenta que puede existir más de un televisor o un ordenador, por ejemplo:

Fuente: Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía

Se puede observar que el conjunto de frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas conponen el 60% del gasto energético de una vivienda en cuanto a electrodomésticos.

Si estás en el momento de renovar o comprar un dispositivo eléctrico nuevo, es oportuno comprar un modelo de bajo consumo en los electrodomésticos que mas consumen, para reducir el consumo total de tu hogar.

Electrodomésticos en stand-by también consumen electricidad

Cuando terminas de ver la televisión, jugar con la consola, utilizar el estéreo o el microondas y lo apagas, en realidad no está apagado por completo. Continúan funcionando en modo suspensión (la pequeña luz roja que aparece cuando se apaga) para que la próxima vez que se encienda empiece mas rápido o realice operaciones como actualizaciones. Este modo se le llama stand-by.

El problema llega cuando los electrodomésticos en stand-by consumen electricidad, y en casos de hasta un 8 y un 10% del consumo total como observamos en la tabla anteriormente mostrada.

Reduce tu factura de la luz

Si reducimos el modo de espera tanto cómo sea posible podremos ahorrar mucho dinero en las facturas de la luz. Dado que la operación de desconectar manualmente el enchufe todos los días es muy engorrosa, el método más práctico es instalar una regleta de enchufes con un interruptor, que nos permitirá apagar por completo y apagar individualmente todo el equipo no utilizado.

¿Sabias que…?

Muchos electrodomésticos y dispositivos electrónicos, incluidos ordenadores, lavadoras o teléfonos móviles, tienen modos de ahorro de energía o de bajo consumo, que suelen ser suficientes la mayor parte del tiempo.

Cámbiate a gas natural

Algunos electrodomésticos, como las cocinas, pueden funcionar con gas natural o electricidad. Si puede optar por el gas natural, es más eficiente energéticamente: cuesta menos obtener la misma energía.

Leave a Comment